jueves, 6 de abril de 2017

...una luz en el horizonte



Cae la tarde,
el cielo regala
un colorido atardecer,
..rojo,...amarillo,
..blanco,...celeste,
..naranja,...gris.
El sol se prepara,
se acuesta
en el lecho del mar.
La calma,
retorna a la ciudad.
La paz celestial
acompaña la tarde,
y, el hombre
en su nostalgia
recuerda a su amor.
Dónde estás, mi dulce flor,
te has ido,
me has robado el corazón.
Te he llorado en silencio,
te he buscado en el firmamento.
Sólo, una luz en el horizonte
me ha guiado a la eternidad.
Dime que no es cierto,
que estás a mi lado,
porque, aún, sin verte,
...te siento a mi lado.