martes, 7 de junio de 2011

La caja de Pandora (que lo disfrutes)

Relato:

Según cuenta la conocida leyenda griega, los dioses, celosos de la belleza de Pandora, una princesa de la antigua Grecia, le regalaron una misteriosa caja, advirtiéndole que jamás debería abrirla.

Pero, un día, la curiosidad y la tentación pudieron más que ella y finalmente abrió la tapa para ver su contenido, liberando, así, en el mundo, todas las aflicciones que hoy existen.

Pudo cerrar la tapa justo a tiempo y evitar que se escapara, de ella también, la esperanza, que es el único valor que hace soportable las miserias de la vida.

Parece que so les faltara razón a los hombres de la antigua Grecia, que valoraban tanto a la esperanza.


¿Por qué decimos que la esperanza es tan valiosa?


Porque nos permite esperar otro tiempo emocional y nos ayuda en el control de las emociones y la ansiedad.

7 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga mía:

Gracias por compartir esta parte de la mitología, la Caja de Pândora.
Nosotros los cristianos, también tenemo la esperanzas como una de las tres virtudes teologales:
Fe, ESPERANZA y Caridad.

Muchos besos, Montserrat y Albert, bueno y Gabriel, aunque en estos momentos no está en casa.

Montserrat Sala dijo...

Hola Norma:
Tu escrito de hoy, e mas profundo de lo que parece a simple vista. Ahhh!!! si no fuera placer, pasar a verte!

Salud, y que no falte la esperanza

Higorca Gomez Carrasco dijo...

La caja de Pandora, eso mismo nos falta ahora en este país, que se abra y se transforme todo, sería una buena idea, resplandeciera la verdad, sin truenos, ni relámpagos, porque querida amiga, soñar es barato y hoy aquí en esta España, vale más soñar que despertar y darse el batacazo, muy bonito tu relato, cuidaros, y ya sabes...
Abrazos y besos de dos para dos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

buenas noches Norma, tu post hoy nos trae una gran realidad, hay que dejar que la esperanza nos envuelva, sin ella es imposible vivir y soportar una vida de zozobras.
te dejo mi ternura.
Sor.Cecilia

Mabel dijo...

Hola Normita que gran mensaje, no conocía la historia de Pandora y es muy común cuando hablamos mensionar la Caja de Pandora, a Dios gracias que la cerró a tiempo, que hacemos sin esperanza.
Besitos

Norma dijo...

Hola amig@s, gracias por leer y comentar. Cariños y abrazos a tod@s.

María Bote dijo...

¿Qué sería de nosotros sin la esperanza, amiga Norma?

Gracias por compartir la singular caja.

Besos. María