domingo, 10 de febrero de 2013

Sentir de un día



Sentada en el balcón, bebo café
disfruto del día con templanza y fe,
estoy en paz con alegría interior
sintiendo la sonrisa a flor de piel.

Soñando sueños, viajo con el alma,
camino por la playa, corro al mar,
voy a la sierra, subo la ladera,
el lago me espera, cual cristal.

El ruido del tráfico, buses y cars,
el trinar de los bellos pajaritos,
el verdor de mis plantas, y, la brisa
me traen de regreso al dulce hogar.

La gente camina arrastrando los pies
llevan en sus hombros terrible carga,
derecha la espalda, ve al frente,
deja tu mochila para ser feliz.

Despojémosno de los viejos trapos,
la vida nos regala un nuevo día
experimentemos la algarabia
de ángeles bailando alrededor.

                                   Norma Soriano.-


10 comentarios:

Ana dijo...

Un bello blog. Felicidades :-)
Te invito al mío, por si te ayuda en tu crecimiento personal.

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Un abrazo de luz.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Querida Norma.
Cada día es un nuevo día.Yo hoy a las 6,30 de la mañana lo expiezo disfrutando de tu Post.
Este Poema nons enseña a disfrutar de lo bello, aunque sea con la imaginación.
Un gran beso, Montserrat

Norma dijo...

Gracias Ana, si que pasaré. Cariños y gracias por venir.

Norma dijo...

Gracias querida Montse. Besitos.

María Bote dijo...

Precioso poema, Norma; emana paz interior y eso es muy positivo e importante, amiga.

Feliz semana y besos. María

Norma dijo...

Gracias María. Besos.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi amada Norma, cada vez escribes más lindo. Te felicito de verdad.
Y como estamos de regalos , pásate por mi blog que tienes un premio para ti.
Con ternura te dejo todos los besos del año en UNO.
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Gracias Ceci, iré a tu blog y me llevaré el premio. BEsitos.

Norma Cristina dijo...

Querida Norma: Con el poder de tu imaginación y con las ansias de vivir y disfrutar que te embriagan, sos capaz de recorrer los más remotos e ignotos paisajes. Admiro tu espíritu viajero y peregrino, que llena de regocijo tu alma.Me encantó el poema: es, sobre todo, un mensaje de vida. Norma C.

Norma dijo...

Gracias Norma C, tú que me conoces bien, sabes que es lo que verdaderamente siento. Cariño