martes, 15 de abril de 2014

...podría ser un cuento

Recorría el camino, sintiendo la suave brisa en su rostro, conducía un auto descapotable y los aún rubios rizos bailaban sobre su frente. Sentía el frenesí de la vida en sus venas.


Sus jóvenes 60 años lo llevaban al encuentro de su viejo amor. Amante de la naturaleza, cruzó el puente de madera y llegó al tan preciado bosque.
Comenzó  caminar el sendero, y, casi de inmediato, era seguido por un ejército de habitantes del lugar, sus amigos que lo reconocieron de inmediato.


Ardillas, liebres, insectos, arañas, un bambi, etc.
Cuando llegó al muelle del lago, dejó sus elementos de pezca y se sentó a admirar el maravilloso paisaje, regalo para sus ojos, regalo de Creador.


La mañana no podía ser mejor, un cielo totalmente claro, despejado, con un sol, listo a calentar ese día otoñal. Preparó el anzuelo, lombrices ecológicas, riel y arrojó la línea hasta donde le daban sus fuertes brazos. Casi de inmediato sintió un tirón en la tanza, ¿tan pronto? se preguntó. Recogió la línea tan pronto como pudo. En el anzuelo había enganchado un trozo de tela, era una manga de camisa. 
Mira en dirección hacia donde había arrojado la línea. No veía nada. De pronto las ardillas comenzaron a correr como locas hacia una orilla del lago, y, al mirar detenidamente, observa un tronco y había una persona agarrada al mismo. 
Cuán sabia es la naturaleza, sus mejores amigos lo orientaron. De inmediato subió la bote anclado en el muelle y se aprestó a auxiliar. Era un adolescente, tiritaba de frío, lo subió al bote y lo arropó como pudo.



Puso el bote a toda marcha y se dirigió a la orilla de enfrente, donde estaban los guardabosque y tenían una enfermería. Se quedó en el destacamento hasta que llegaron los padres del joven, quienes no sabían como agradecerles, hasta le quisieron dar dinero. 
Sólo se despidió y les dijo:..."Sólo con el corazón se puede ver bien, cuiden al joven, la vida es un regalo de Dios, vuestro hijo volvió a nacer"

14 comentarios:

Luis dijo...

Hermosa historia.

Norma dijo...

Gracias Luis. Buena semana. Besos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Norma.
La natureza le sirvió de guía.
Hermosa historia.
Recibe muchos besos, Montserrat

Norma dijo...

Gracias Montse, una historia propia para la semana qn que vivimos.- Cariños.

Taty Cascada dijo...

El que sabe "leer" de la naturaleza, "escuchar" y "hablar" con los seres bellos que habitan en su entorno, tiene un corazón grande y sabio. Ojalá algún día el ser humano comprenda que esta bella unión siempre debe perdurar.
Abrazos querida Norma, gracias por tus palabras para mi tierra querida, que tengas una semana santa tranquila y en familia.

Norma dijo...

Besos y mucho Taty.

maria cristina dijo...

Norma, preciosas imágenes para realzar tu relato, un abrazo y Buena Semana Santa!

Norma dijo...

Gracias María Cristina. Igualmente para tí, amiga.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Una linda historia con un buen final. Toda la naturaleza está para que aprendamos a comprender lo sabia que es, la amemos y respetemos.
Feliz Pascua de Resurrección.
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Esos amiga. Buena Pascua Ceci

PEPE LASALA dijo...

Más bonito imposible Norma, ahí está la naturaleza, donde florece el sentimiento. Espero que hayas tenido una buena Semana santa, yo ya estoy de vuelta y he puesto fotos en el blog por si te apetece verlas. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Te dejo un beso de ternura
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Gracias Pepe, ya paso. Cariños.

Norma dijo...

Gracias Ceci.