domingo, 8 de junio de 2014

Josecito, ...la historia.-

12 de julio de 1930, el Presidente de la República Argentina era Don Hipólito Yrigoyen, y, el intendente del Partido de Avellaneda era Alberto Barceló.
12 de julio de 1930, 6 am, mañana fría y neblinoza, bien invernal. El tranvía Nº 75 de la línea 105, subía trabajosamente el puente, fallaron los frenos, y cayó a las negras y contaminadas aguas del Riachuelo. Murieron 54 de los 60 pasajeros, todos obreros y tomaban ese tranvía a ese horario porque les permitía "el boleto obrero" de tan sólo 5 centavos. El vehículo los llevaría al frigorífico La Negra, a tan sólo 400 metros del actual Puente Pueyrredón, en Avellaneda.


Josecito, era una muchachito de tan sólo catorce años, vivía con su abuela en una pieza en la zona de Barracas. Trabajaba de aprendiz en el frigorífico, los pocos centavos apenas le alcanzaban para pagar la pieza y comprar algo de comida.
12 de julio de 1930, Josecito tomó el tranvía como la hacía habitualmente, sentía mucho frío y tenía sueño, era muy conciente que su abuela dependía de lo que ese día llevara, para poder comer.
Tenía muchos sueños, ascender en el trabajo, poder estudiar, alquilar algo mejor. Todas sus ilusiones quedaron truncas cuando el tranvía cayó al agua.
Hubos empujones, muchos gritos, él pudo correr hasta la parte más alta, la que quedó fuera del agua, pero sentía mucho frío y hambre, estaba muy oscuro, de golpe se hizo un gran silencio, no entendía nada, lo que sí sabía que ese frío lo mataría.
Cuando sacaron al vehículo del agua, lo encontraron acurrucado en posición fetal. Josecito había muerto de frío. Vieron un gran bulto en uno de sus bolsillos, cuando lo sacaron, era un sandwich de milanesa que su abuela le había preparado con las sobras del día anterior, que lo guardaba para su almuerzo que nunca llegó.

18 comentarios:

Armando dijo...

Leer historias como esta, dan escalofríos e intensa tristeza.
En el tercer mundo aún quedan muchos Josecitos con alas, que sufren las incongruencias de este mundo tan mal repartido por culpa del ser humano.
Ojalá recapacitemos para hacer de esos ángeles, arcángeles de un mundo de Amor y Justicia.
Un fuerte abrazo Norma.

Norma dijo...

Muy cierta tu reflexión Armando, gracias. Cariños.

Norma dijo...

Pere Steel Triste historia.
Hace 5 horas · Me gusta


Gracias Pere por leerme, cariños.

Norma2 dijo...

Recuero que mi mamá me había contado la historia que conmovió, y conmueve aun.
Besoss Norma hoy desde
http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/06/lo-mejor-de-coca-cola.html

Norma dijo...

Gracias y besos tocaya.

Luis dijo...

Triste historia y por desgracia hoy actual.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma.
Me ha emcionado.
Pobre muchachito.
Te mando un beso.
Ah Pere Steel, es mi hijo mayor ¿verdad?, Montserrat

Norma dijo...

Si Luis triste pero real, cariños.

Norma dijo...

Si Montse, Pere es tu hijo. En efecto es muy triste la historia pero real. Besos.

María Bote dijo...

Una historia muy triste, como todas las desposeídos, me ha dejado absolutamente conmovida, Querida Norma. Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

hola Norma
soy argentina como vos
me ha gustado tu historia

te cuento no se como aparecí aqui
jaja
un placer conocerte

Norma dijo...

En efecto María, es triste y real. Besos.

Norma dijo...

Recomenzar, no creo en las casualidades. Por algo apareciste y gracias por aparecer. Cariños.

RECOMENZAR dijo...

Me haces reir

RECOMENZAR dijo...

ratonearnos
es mas bonito que masturbarnos
mil besos y gracias
ya estamos juntas

PEPE LASALA dijo...

La verdad es que la historia conmueve el corazón. La verdad es que me quedo con un nudo en la garganta. Un abrazo enorme Norma.

ReltiH dijo...

MUY DOLOROSO SU POST....!
UN ABRAZO

Norma dijo...

Gracias Pepe, gracias ReltiH. Buenfinde