domingo, 20 de septiembre de 2009

Elefante blanco



Mascota de arcilla,

caolín, feldespato, agua.

Manos creadoras

terminaron el diseño

de un mente visionaria.

Cargas una planta.

Cargas una vida.

Simulas traer

mercancías varias.

No olvides entrar,

deja tu cola en la puerta,

bajaré el alimento

para la supervivencia.

Elefante blanco

tu trompa sañala,

la suerte bendita.

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

La tia de mi marido me regaló dos figuras de elefantes, yo los tengo en la libreria mirando hacia la puerta.
Me gusta tu poseia
Un abrazo del oso

Norma dijo...

Te cuento que en la India los elefantes llegan hasta las casas trayendo mercaderías, una vez que se descarga, se van, dejando atrás la puerta. O sea, si ponés al elefante con la trompa hacia las puerta de entrada, es como que todas tus pertenencias se van por la misma, así como el elefante se fue por ella, vacío.
Si alguien sabe algo más de este asunto, me gustaría saberlo. Besos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Es precioso el elefante cargadito de amor, además de otras cosas, me gustan esos "animalitos" y de hecho tengo, preciosa la poesía, ya se nota que estas bien y todo limpio, y sobre todo querida amiga feliz primavera, vosotros un sin fin de colorido, las praderas o campos van a parecer una alfombra multicolor, aquí, nuestros campos ya estan de color amarillo, rojo, son las vides mueren sin sus hijos. Otoño maravilloso.

Besos

Norma dijo...

Higor, apenas terminaron el escritorio conecté la compu, y, acá estoy. Aún no terminamos, quedan dos semanas más. Gracias por tu comentario. El elefante lo hice hace muchos años, ahora lo tengo en el balcón con plantas, ha ido perdiendo sus orejas (je je je). Un gran abrazo.