lunes, 8 de febrero de 2010

Reencuentro

Caminabas portafolio en mano,
deslumbrando a mis ojos,
el corazón latía rápidamente.

Encuentro de dos almas,
afinidad compartida,
comenzó la aventura.
Ser tu amante
fue la propuesta.
¿Qué importa?
...tanto amor, ...tanta ebullición
corrían por nuestras venas.

¿Encuentro?, ...
más bien reencuentro.

Cartas de colores hicieron la magia.
Esperaría por siglos
ser la destinataria
de tus dulces poemas.

7 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Preciosos versos, querida Norma... Muy linda poesía.
Cariños!!!

makistakis dijo...

Hola, amiga NORMA.
Precioso POEMA, este tullo.
Feliz y dichoso debe sentirse el destinatario.
Lo que mas me gusto fue el final en el que muestras y demuestras una cierta LONGEVIDAD, pues no es nada fácil, esperar SIGLOS, para recepcionar ciertos poemas.
Fuertes saludos AMIGOS.

Norma dijo...

Gracias Solcito. Besos.

Norma dijo...

Hola Makis, te cuento que me he inspirado al mirar fotos de un viaje que hicimos a Isla Negra en Chile, donde vivió sus últimos años Pablo Neruda con Matilde, el gran amor de su vida, quienes fueron amantes durante muchos años. Besos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida amiga.

Afortunadamente existe y existirá el amor verdadero, como el que tu expresas en esta poesía. Besos. Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Muy bonito poema, los amantes llevan dentro la semilla de ese amor longevo que no importa esperar, colores mágicos, colores de la libertad.

Besos

Norma dijo...

Gracias Higor, gracias Montse. Besitosssssssssssssssssssssss