jueves, 8 de julio de 2010

Recuerdos de mi primer escultura


A mediados de la década del 70, encontré de la mano de Anna María Spinelli, una gran amiga, una gran artista, una gran maestra, ...de arte, ...de la vida, ...de lo espiritual, un camino distinto, diferente, que me llevó a conocerme y a amar lo estético a través de la arcilla. Gracias a esta práctica, me sensibilizó y me ayudó a conocer y a acercarme a mis más próximos.
Lo incorporé rápidamente, me apasionaba, me transformaba en un artesano cuando estaba en el atellier. Todo lo estudiado, lo investigado lo viví en los viajes que tuve la suerte de hacer. Y, también se lo transmití a mis alumnos.
Hoy, a más de 30 años recuerdo mis primeras piezas, muñecas, sevilleteros, ceniceros. Todos fueron regalos.
Mi primer escultura fue una versión un poco infantil de "Mafalda", una vez terminada se la regalé a mamá, y, cuando falleció la recuperé. Está deteriorada por el paso del tiempo, aunque sigue tan hermosa como cuando la hice. La trabajé en pasta lisa, la modelé con punzones y estecas. Tiene un esmaltado muy bello. Mafalda superó las dos horneadas de rigor.
Espero te guste.

6 comentarios:

Luis G. dijo...

Cuanto amor se desprende de tus palabras, Norma. Las primeras obras fueron tus primeros pasos, pero fueron firmes, inquietos, sólidos... Y hoy los rememoras con la felicidad conquistada a través de tu arte, de tus obras, de tu vida...

Enhorabuena.
Luis.

La abuela frescotona dijo...

querida Norma, si superó las dos horneadas, como no va a superar mi admiración, a mi que los ñoquis que amaso, se me desasen en el agua.
Para tu madre adorada, debe haber sido, como un regalo de Rodin
Está muy lograda tu Mafalda, felicitaciones amiga¡¡

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenos días Norma:

Perdona wl retraso de mi comentario, estos días estoy poco en el Ordenador.

Me parece fantástico, que nos vayas mostrando los trabajos de tus creativas manos.

Me encanta esta Mafalda.

Besos, Montserrat

Norma dijo...

Gracias Luis, qué bien me defines en tu comentario. Es muy cierto pongo mucho amor en lo que hago. Los primeros pasos fueron todo un descubrimiento.
Abrazos y besosssssssssssssssssssssss

Norma dijo...

Abu, me haces reir con eso que tus ñoquies se te desasen en el agua, deben de necesitar más harina o más huevos o menos tiempo de cocción, cuando apenas se levantan ya los sacas y listo, ...a comer.
En efecto, mi madre estaba encantada con todo lo que hacía, muchas piezas se las regalaba y ella me las guardaba para cuando tuviere mi casa.
Lo que son las madre!!!!
Besos y muchos.

Norma dijo...

Hola Montse, te sé muy ocupada, despreocúpate. Me alegro te haya gusado mi versión de Mafalda.
Besos, besos, besos.