viernes, 21 de enero de 2011

Hoy, ...la foto


Hace dos o tres años atrás por razones de salud decidí guardar todas las fotos de los familiares y amigos muertos, soy muy sensible y me deprimía. Revisando cajones encontré la que publico, y, me trae infinidades de recuerdos. La posteo porque soy de las que piensa que es una manera de dejar ir todo lo negativo., para disfrutarla tranquila.
Estamos en una entrega de diploma, cuando me recibí de maestra (18 años), estoy acompañada de mi papá (46 años) y de mamá (37 años). Fijate qué jóvenes y guapos eran.
He llorado pensando la vida feliz que han tenido, la familia que supieron armar, el amor que nos legaron, y, lamentablemente cómo terminaron, cuánto sufrieron para partir.
Tanto mi hermana como yo hemos seguido la carrera de docente (primaria y secundaria), la que nos fue inculcada por mamá. Ella sufrió mucho, vino de Italia con su madre a los 7 años sin hablar una palabra de castellano, mi abuela igual. Tuvieron que aprender bajo la presión de la burla de los vecinos que se mofaban por su manera de expresarse. Mis abuelos sabía leer y escribir, lo elemental en italiano, o sea eran analfabetos para la lengua del país que los albergaba.
Mamá hizo su primaria, repitiendo un año precisamente por su dicción, no siguió el colegio secundario, tenía que ayudar en la casa, había que trabajar. Papá, hizo su secundario, por aquel entonces de tres años, cuando entró a trabajar en una compañía de seguros se fue perfeccionando y llegó a Gerente Contable, programando las primera computadoras y manejando el inglés comercial como los dioses.
Tuvieron una vida de mucho amor y esfuerzo. Muy parecida a la de mucho, lo único que éllos con su ejemplo, hicieron la mujer que hoy soy.
Paralelamente a esta foto he leído algo de un libro de Silvia Freire, es de Osho, dice así, ...
Morir a algo, para nacer,
La semilla muere en la tierra y se transforma en un gran árbol.
A la semilla nunca le será posible ver la planta, por lo tanto, es una muerte. Para que cambies realmente ni siquiera podrás imaginarte al nuevo ser. porque si te lo imaginas, éste será un contínuo de lo que eres ahora.
No puedes tener esperanza respecto de ese ser, porque si son tus esperanzas, entonces tus esperanzas será el puente.
Déjate morir como semilla y conviértete en árbol.
La lectura de Osho está buena, es una dulce manera de motivar el cambio.
Que disfrutes de mi entrada.

16 comentarios:

Sil dijo...

Norma, cuando recibí tu msj, no pensé que podría encontrarme con esta historia, ni mucho menos poder verte tan jovencita.
Tus padres (hermosas personas en el aspecto físico como espiritual), sabían muy ien lo que estaban haciendo con la crianza de sus hijas.
Te convertiste en una docente maravillosa, la cuál dejaste enseñanza a uno y cada uno de tus alumnos.
Amo esta entrada, amo que leas Osho, amo que recuerdes.
Gracias por darme este regalo, or saber más y más de alguien que admiré siempre.
Te quiero, respeto y admiro, como persona, docente, amiga...
Un fuerte abrazo de alguien que aprendió de vos no solo a lo que se refiere a tu materia, sino a no desistir cuando las cosas no salen como queremos.
Te quierooooooooooo

Norma dijo...

Silvana, muchas gracias por tus elogios, tú siempre tan generosa. Con mis alumnos, simplemente, hice lo que hicieron mis padres conmigo, me dieron mucho amor.
Gracias, yo también te quiero.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma:

Que trio más precioso, formáis tus padres y tu en esta fotografía.

Sabes, vale la pena leerte.

Besos y ¡viva Argentina!, Montserrat

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Norma, querida, una entrada muy emotiva y también para mi. Tus papás se ven muy jóvenes y guapetones y tú amada del Señor una señorita de categoría.
Gracias por contarnos esos recuerdos de familia, y no llores que yo también lloro, tengo la parte que me toca de ti.
Con ternura te doy ese beso.
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Gracias Montse, es un dulce recuerdo, aunque me hagan mal mirar fotos de hace unos años.
Besos.

Norma dijo...

Viste Sor Cecilia, qué jóvenes éramos todos. Emotivos recuerdos, Todos los tenemos, a veces flaqueamos. Lo importante seguir para adelante, mañana viene lo mejor.
Besos.

Marcia dijo...

Norma querida,
que bom quando podemos recordar os acontecimentos em família, nao é?
Obrigada pelo seu carinho em meu blog, onde será sempre bem vinda.
Beijos e um feliz fim de semana!

Mabel dijo...

Hola Normita
Como te entiendo, pero que lindo que recordaras todo ésto por que es parte de tu vida y todo lo que significó para que llegaras a donde estás. Es una forma de reconocimiento por todo lo que han hecho nuestros padres y abuelos.
Me encantó!. Estás preciosa en la foto.
Besitos

La abuela frescotona dijo...

QUERIDA AMIGA, ES UNA FOTO QUE YA NO SE VE EN LA ENTREGA DE DIPLOMAS...LA PRESENCIA DE LOS PADRES
REALMENTE ERES EL BELLO FRUTO DE UN HOGAR DONDE REINO LA ARMONÍA. TE ABRAZO AMIGA MIA

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Bonitos y dulces son los recuerdos de nuestras raíces. Eras muy guapa de joven, también ahora, porque aquellos años era la cara y el cuerpo, pero el interior se va forjando golpe a golpe, que es lo mismo que decir día a día, con esa edad todo lo vemos de otro color, luego con la forja, el color va cambiando y cada uno elige ese camino a seguir, claro que es bueno ir perdiendo un poco el cordón umbilical, pero no del todo, sabiendo madurar, sabiendo quien somos cada uno de nosotros sin perder nunca el camino, ese camino que "ellos" los que nos trajeron al mundo modelaron como tu modelas el barro. No me gusta decir te quiero, los sentimientos son más profundos, quedan en la intimidad, lo más importante es estar y desde luego estamos. Besos

María Bote dijo...

Bellísima entrada, querida Norma. ¡Qué bellos tú y tus padres! se os transparenta, ademas, a través de miradas y sonrisas, la belleza más importante de todas, la belleza interior, amiga. Bella también la historia que nos cuentas de tu familia, historia de esfuerzo, amor e ilusión.Felicidades.

Muchos besos. María

Norma dijo...

Muchas gracias Marcia, he ido a tu blog y me ha gustado mucho.
Cariños.

Norma dijo...

Hola Ame, es cierto lo que dices, muy pocas escuelas mantienen esa tradición. Recuerdo cuando en diciembre del 2005 cerré el ciclo lectivo (luego me jubilé), y ayudé junto a mis compañeros de la dirección a la entrega de diplomas y medallas, ahí participaron los padres también.
Cariños amiga.

Norma dijo...

Gracias Mabel por el halago, la miro y parezco de la época de jopo, jajaja. Es cierto gracias a la educación de mis padres soy la mujer que soy.
Cariños y gracias por comentar.

Norma dijo...

Higor, tú siempre tan generosa con los elogios. Cuánta verdad hay en tu comentario.
Gracias por leerme, saludos a José.

Norma dijo...

Hola María, gracias por tu tiempo, es cierto, la verdadera belleza está en nuestro interior.
Cariños.