martes, 11 de octubre de 2011

Cajitas de música

Sabías que las cajitas de música fueron inventadas por, un relojero ginebrino, Antoine Savre-Salomon en 1796, cuando armó un reloj musical de bolsillo. Las primeras cajas musicales eran bastante grandes, como para disfrutarlas en en familia. Luego se empezaron a hacer cada vez más pequeñas, de modo que entrara en el bolsilo del caballero o en la cartera de la dama. Co el tiempo se transformaron en pianolas y fonolas, hasta llegar al disco, hoy el clásico CD. Fueron evolucionando en el tiempo. Es común asistir a un bar en los Estados Unidos, colocar una moneda en una enorme caja musical y elegir la melodía a escuchar.








Cajita Musical


Dulce y melodiosa

suena la música

baila la dama

baila el payaso

gira el carrousel,

encerrados en roble,

pinotea o plástico,

cajita musical,

regalas alegrías

miradas asombradas

de niños pequeños,

de románticas adolescentes,

de novias enamoradas.

El tiempo fue tuyo

Siglo XVIII, siglo XIX, siglo XX,

...un reloj,

...una fonola,

...un tocadisco,

...un CD.

Música que sueña.

Música que agrada.

Música que alegra.

Cajita de Música.

Recuerdos de un momento,

recuerdos del pasado,

recuedos del 1er beso.


Norma Soriano










16 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola mi amada en el Señor, acá estoy, me he escapado de casa, sino no se como acercarme a la tuya.
Me gusta saber esta información ,yo conservo una cajita con el himno a la Virgen de Montserrat.
Gracias también por tus buenas letras poéticas
Te dejo besos de amor de ternura.
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Hola dulce Cecilia, muchas gracias por venir, siempre eres bienvenida.
Recibe todo mi cariño.

mariarosa dijo...

Que bonito poema. Norma, me pregunó si hay algo mas lindo que las cajitas músicales y con lo que me gustan, nunca escribí un cuento con ellas de protagonistas.

Un beso.

mariarosa

Norma2 dijo...

Tengo una que conservo con mucho cariño pues fue el primer regalo del que ahora es mi marido.
Creo que actualmente ya no se regalan, quizás porque no hay en el mercado o porque el romantisismo se fue perdiendo o...
vaya uno a saber.
Besoss

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga mía:
Sabes yo conservo la que me regaló Gabriel el primer año que fuimos novios.
El segundo ya estábamos casados.
Has hecho una entrada muy bella.
Besos desde valencia, Montserrat

Norma dijo...

Dale María Rosa, animate escribe ese cuento, es tu asignatura pendiente. Cariños.

Norma dijo...

Hola Norma 2, yo también tengo una cajita musical que me regaló mi compañero de la vida. Gracias por comentar. Besos.

Norma dijo...

Montse, querida amiga, por la manera de sesr de los dos, ya me imaginaba que Gabriel ta había regalado una. Saludos y besos a la familia.

Luis dijo...

Me encantaria tener un reloj musical, siempre me han encantado los de bolsillo, tengo uno que imita los del siglo XIX

alp dijo...

jejejej, muy buena información..un beso desde Murcia...seguimos...

Norma dijo...

Gracias alp. Cariños

La abuela frescotona dijo...

no sabía la historia, la poesía es un repaso a la nostalgia de aquellos que tuvimos y tenemos las maravillosas cajitas, querida Norma dejo mi abrazo para ti..

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias norma, eres un amor, ya sé que estás siempre a mi lado, de eso estoy segura.
Con ternura y música de tu cajita te dejo un beso
Sor. Cecilia

PEPE LASALA dijo...

¡Qué bonito Norma! Me ha encantado. Me gustan mucho las cajitas de música, son preciosas, y la poesía estambién muy bonita. Enhorabuena y gracias por compartir todo ésto con nosotros. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

JUANSI MAPU dijo...

Lindos recuerdos. Que extraño aprender que los momentos son tesoros luego de haberlos dejado atrás hace tanto tiempo. Podríamos imaginar que cada nuevo minuto que vivimos, es el hermoso dejabu, de un delicioso momento en otra vida, junto a una linda cajita musical. Me ha encantado. Bezoo!! <3

Norma dijo...

Gracias Juansi. Besos