jueves, 17 de noviembre de 2011

Jugando con versos





El camino
Entre ráfagas de estrellas

el camino sobre la hieba


se presenta con burbujas


sin tiempo y con luz






El niño


En la ribera del arroyo


se entretenía el niño


arrojando ásperas rocas,


mientras se deslizaba


el agua mansa.






La niñez


La niñez


en la vida del hombre,


es fresca, como


la brisa en primavera.




Mi muerte


Como una hoja seca


que cae en una tarde de otoño,


así caerá mi alma


en el jardín de la eternidad,


vendrá alguien,


... la alzará, y,


la llevará a la Luz.



8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas tardes querida Norma:

Gracia por compartir estos versos tuyos.
Un abrazo, Montserrat

Norma dijo...

Gracias fiel amiga. Besos.

pili.gauchita dijo...

Maravillosamente Real,hermoso!!!
Un besotes
Pili

JUANSI MAPU dijo...

Que gusto a poco deja la vida... creo que si no fuera por la noción de haber sido niños alguna vez, no podríamos soportarla. Pero bueno, algo tendremos que aprender en el camino de todo esto. Que entre sus ráfagas de estrellas podamos llegar a una muerte con luz. Bezoo

RECOMENZAR dijo...

Que lindo escribis con sabor a menta fresca

Higorca Gomez Carrasco dijo...

¡¡Maravilloso!! Distinguida profe, unos versos muy bonitos, se nota que la primavera ha llegado a ese singular país.
Besos a los dos de dos

JUSTO ALDÚ dijo...

Sencillos y grandes a la vez. Creo mucho en los versos que nos hablan sobre la vida misma y sus diferentes etapasLos existencialistas. Saludos.

Norma dijo...

Gracias a tod@s por estar, leer y comentar.