jueves, 26 de julio de 2012

El Mandato (cuento, triste, de amor)


Daniel y Beatriz se conocieron en una playa junto al mar, fue amor a primera vista. Se encontraron, tan sólo se miraron e inmediatamente se eligieron. Vivieron más de 30 años juntos, fue un noviazgo eterno. Siempre, Beti, tuvo flores de manos de su amado. Y, él, de ella una caricia, un apoyo incondicional, una rica comida. Pasó la vida, tuvieron muchos sueños que fueron cumpliendo, uno no menor, crecer y envejecer juntos, con todo lo cotidiano que la vida les regaló. Hubo viajes, hubo hijos, hubo mucho trabajo para conseguir el techo. Lo más importante, la fuerza y la alegría que ponían cada día.
Beti, diminuta, aunque con mucha fortaleza, un día se acostó y se durmió para siempre.
Daniel cumplió con el mandato, llevó sus cenizas y las esparció en la playa junto al mar donde se habían conocido.
Hoy, pasados unos años, Daniel vendió la casa de la gran ciudad y se fue a vivir frente al mar, escribe sus memorias, recordando a su querido amor y esperando que algún día lo venga a buscar.


Amor te amo más que nunca
… no estás presente,
más te siento en la triste ausencia.
A veces escucho la música
de tu risa cascabelera,
añoro tus cálidos abrazos
veo por la ventana
marchitar las flores que tanto amabas,
te extrañan tanto
como yo a ti, amor.


20 comentarios:

Norma2 dijo...

Que bonita historia. Para que la lean muchos jóvenes que ante el primer traspié se separan.
Saludos hoy desde
http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Es precioso querida Norma.
Deseo de todo corazón que te vayas recuperando.
He puesto la dirección de tu blog en tu muro, porque te habías equivocado y no se podía entrar.
Habías puesto el http con ;
Besos, Montserrat

Teresita dijo...

Normita, es verdad es triste, pero tambien es la vida...., que hermoso que un ser amado te recuerde de esa manera!!!

Norma dijo...

Gracias tocaya por tu comentario. Muy cierto lo de la separación, dime, quién no ha soñado envejecer junto a la persona amada, aunque no haya nada escrito, es un sentimiento muy bello. Besos.

Norma dijo...

Doblemente gracias Montse por tus deseos y por tu corrección.
Besos y muchos.

Norma dijo...

Hola Teresita, he enido muchos de estos ejemplos en mi entorno.
CAriños.

mariarosa dijo...

No es una historia triste, es una historia natural de la vida que pasa y es rápida, en treinta años te ofrece todo y ahora llegó el momento de escribir y recordar lo bien vivido.

Buen fin de semana querida Norma.

mariarosa

La abuela frescotona dijo...

la historia es bella, y a mi me sucede como a ti, muchos ejemplos de un amor verdadero que es raro de ver en estos tiempos fugaces, saludos querida Norma

Mabel dijo...

Normita claro que es triste, pero la pura realidad, pero cuando la leí recordaba a mi esposo, en si la historia es ausencia, recuerdos hermosos, y extrañar al ser amado.
Precioso!, porque es parte de la vida.
Buen finde!!!
Besitos

Miguel de la Torre Padilla dijo...

Que primor de historia con un final poetico, feliz dia mi estimada amiga desde Jaen te deseo una feliz semana

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Bella historia de amor y un final como es la misma vida, una ida y venida al cielo.
Hermoso poema que refuerza tu historia de amor, que aunque es triste es real.
Con ternura
Sor.Cecilia

Norma dijo...

Gracias Mariarosa Besos.

Norma dijo...

Es así Amalia, nos pasa a todos, es la vida misma. Gracias por estar.

Norma dijo...

Ben finde Mabel y gracias por pasar po casa. Besos.

Norma dijo...

Qué lindo Jaen , Miguel. Gracias por la visita.

Norma dijo...

Cecilia, gracia por tu tiempo, ya de por si es escaso. Besos.

JUSTO ALDÚ dijo...

Tu historia me recuerda mucho a mi vida querida Norma. Solo que han pasado 25 años y aún seguimos en la "brega" jejeje. Muy bella. En mi concepto hay belleza en la tristeza.
Dices que estuviste en Panamá en el 80. Debo decirte que Panamá a dado un giro de 720ª desde ese entonces. Tres dictadores en esa década. El último me envió al exilio. Una invasión en el 89. Muchos muertos y luego vino una década en la que la recuperación económica ha sido vertiginosa hasta el 2012. El boom de la construcción ha sido grande. Lo mismo que el crecimiento económico a nivel regional. Sin embargo adolecemos de una distribución justa de las riquezas como bien sabes y el mal de muchas sociedades como lo plasmo en mis poemas. Un fuerte abrazo desde Panamá. JULIO STOUTE (Justo Aldú)

Norma dijo...

Gracias Justo por visitarme. Besos.

Higorca Gómez dijo...

Mientras leía, iba pensando cual sera el final de mi, siempre he dejado dicho que tiren mis cenizas al mar, quiero navegar, bucear como en mis mejores años, no quiero estar encerrada. Me ha gustado tu cuento, tu poema, triste pero real ¿por qué no?
Abrazos de nosotros dos para vos dos

Norma dijo...

Higorca ya somos dos que pedimos lo mismo. Deseo que mis cenizas viajen lejos y que mi alma vuele alto. Cariños.