jueves, 23 de agosto de 2012

Conquista del desierto (1)



En la foto vemos parte del territorio argentino. Antes de la llegada de los españoles estaba habitado por nativos o aborígenes, mal llamados indígenas. Este término deriva de “indios”, terminología usada por Colón, pues al llegar a estas tierras creyó haber llegado a Las Indias, hacia donde había zarpado.
La ocupación del territorio argentino se fue haciendo de a poco, a lo largo de 4 siglos, y hoy, siglo XXI aún sigue con la entrada masiva de inmigrantes de países limítrofes. Comenzó en el siglo XVI con la llegada del conquistador y colonizador, fueron ocupando tierras a los nativos. Las tierras colonizadas dieron lugar a las ciudades, con ellas aparecen los cabildos, sede de las autoridades, luego estaban la tierras de producción y de cría de animales de corral, y, posteriormente el desierto, habitado por aborígenes.
Los españoles fueron tomando de a poco las tierras, levantaban chozas cercanas a las ciudades, donde vivían algunos soldados, rodeados de una zanja que los rodeaba y los protegía, fueron las llamadas líneas de fortines. La tarea era vigilar el avance del indígena que venía a robar el ganado de la provincia de Buenos Aires y se lo llevaba a vender a Chile. Estos eran los
El mapa muestra claramente cómo avanzó la línea de fortines, hasta la creación del Virreinato del Río de la Plata en 1789, ya, había fortificaciones que protegían a la ciudad y al puerto de Buenos Aires .
En el primer lustro del siglo XIX, Juan Manuel de Rosas siendo hacendado se ocupó él mismo de extender la frontera (fortines) hacia el oeste, en defensa de su hacienda. Ver la demarcación de 1828 que llega hasta el Río Colorado al sur de la Pcia de Bs. As.. Después de la caída de Rosas en 1852 y hasta 1880 la situación de la frontera interior fue muy inestable y peligrosa. Los indígenas indignados atacaban en malones a los poblados y hasta robaban mujeres blancas que las hacían cautivas. (Sobre este tema trata la literatura gauchesca).
Hacia 1876, el ministro de guerra del Presidente Nicolás Avellaneda, Adolfo Alsina, como 2da línea de fortines mandó a cavar una zanja de un metro de profundidad que se extendía por varios kilómetros. En realidad, esa técnica fracasó, pues no detuvo el avance de los malones y para colmo de males además de vacunos robaban ovinos, que como no les interesaban los hacían caer en la zanja y los usaban de puente para que pasara sin problema el ganado bovino. Las pobres ovejas morían en la zanja pues no podían salir y tampoco las recogían.
Araucanos y mapuches (de las actuales provincias de Neuquén y Río Negro)  fueron los nativos implicados en la campaña al desierto.
                                                                                                                                     ……………………………………..continuará.

8 comentarios:

Armando dijo...

Muy interesante la narración que nos haces sobre la historia de una parte de la gran nación argentina.
Espero la próxima.
Desde el otro lado del Atlántico un cariñoso saludo.

mariarosa dijo...

Muy bueno Norma, la historia siempre es interesante.

mariarosa

Montserrat Sala dijo...

Hola Norma: no he leido tu entrada todavia, solo queria preguntarte, si no has recibido mi email con el teléfono, porque por un comentario tuyo a mi blog, entendí que estabas en Barcelona. dime si aun estas ahí, o si ha sido todo una confusión.
Abrazos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Norma

Me ha gustado entender y comprender otro punto de vista distinto del que aprendemos. No existe una verdad absoluta y todos, tenemos un trocito de ella.

Besotes.

La abuela frescotona dijo...

nadie mejor que tu, maestra, para contar la historia a pesar de los claroscuros del tema, espero seguir leyendo, abrazos Norma

Rebecca dijo...

hola Norma,
es increíble lo que ocurre a lo largo de los agnos en todos los países. En un comienzo el país es muy grande, pero con la intervención de personas extranas al mismo poco a poco se va encogiendo hasta que convertirse en pequenos países.
Es muy interesante lo que nos cuentas.
Aqui estoy aprendiendo mucho de Argentina.



un abrazo fuerte^^

Higorca Gómez dijo...

Formidable, aún empezando al contrario, me gusta y sigo leyendo y esperando la próxima.
Cuídate y que te cuiden.
Besos de dos que soplan fuerte buffffffffffffffffffffffff para que lleguen hasta allá.
Che amigos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Nuevamente ...GRACIAS
Sor.Cecilia