miércoles, 11 de febrero de 2009

11 de febrero de 1858



Día en que la Virgen hace su primer aparición a Bernardita. Desde entonces ha dado muestras a los hombres de sus milagros. Numerosos son los pedidos y oraciones que en el planeta se le elevan. Como dice el refrán..."el que quiera creer que crea".


Me educaron dentro de la creencia católica. Por convicción y fe, creo en Jesús, sus principios y el abrigo de su Madre Celestial.


Dicen que a la Virgen le gustan las rosas, hoy no tengo rosas para regalarle, simplemente una oración...





Dulce SEÑORA

Amada, preciada, dulce Señora.
Tu debilidad, ...los niños.
Pero tus generosos brazos tienen tal longitud,
que pueden abrazar a los pobres, a los enfermos,
a los que ruegan por ti, a los que te quieren y los que no te reconocen como Madre Celestial.
Profundidad de lo infinito.
Blancura, pureza universal.
Eres la más nombrada, eres la más rogada.
Algunos te llaman Madre, otros Señora, algunos Pía.
Eso, no interesa.
Sólo tú sabes del dolor, de la alegría y del amor.
Cada día te pido, humildemente, capacidad e inteligencia para regular las tres cosas.
Hay días en que el hombre parece transitar por un túnel,
pero, alrededor del túnel está la Luz.
Eso, se llama Fe.
Dulce Señora, fortalécenos en la Fe para estar preparado en lo que
nos depara el mañana.

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma:
Oh La Virgen¡¡¡.La Madre más valiente donde las haya.
Es hermosa tu oración.
Desde Valencia.Recibe un abrazo.Tu amiga.Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Es verdad, la Virgen es nuestra madre, yo soy de las que pienso que ella nos lleva de la mano, soy mercedaria, quiero decir que naci donde la patrona es la Virgen de las Mercedes y por circunstancias de la vida vine a parar a un lugar de la Mancha donde se venera la Virgen de las Mercedes. Bonita oración como todo lo tuyo querida amiga. Un beso muy fuerte. Higorca