sábado, 8 de agosto de 2009

Mirá lo que encontré


Revisando la gaveta de mi escritorio, encontré algo muy valioso. En 1974 hice un cursillo de cristiandad y me regalaron un Cristo, para el cuarto día. Siempre lo tenía conmigo en una billetera, al ir cambiando de billetera (como no las tiro), se ve que la dejé olvidada. Es una hermosa imagen, más allá de lo que nos representa a los que creemos en él.

Y, bueno, me tenté, la coloqué en el blog.

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

MUCHISIMAS GRACIAS, POR COLOCAR ESTA BELLA IMAGEN EN TU BLOG.
UN ABRAZO.Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

El supo el lugar donde tenia que estar para que tú en su día lo encontraras, te supo decir ¡¡¡¡Estoy aquí!!!! No te olvides de Mi. Él nos lleva de su mano por la vida, nos guarda y nos proteje de todas las caídas. Por eso debemos amarle aquellos que nos llamamos cristianos. Besos Higorca