miércoles, 17 de marzo de 2010

Nuestras emociones


"Conócete a tí mismo; conocerás el universo y a los dioses" (anónimo)


El camino para conocerse uno mismo son nuestras emociones, muchas veces las ignoramos, porque no estamos acostumbrados a reconocer cómo nos sentimos. Para esto debemos conocer nuestro interior, saber cómo nos sentimos, cómo actuamos ante cuál o tal situación. Las emociones nos ayudan a crecer como personas.

El conócete a tí mismo, implica el uso de la verdad. Al respecto decía Santo Tomás de Aquino, ..."La felicidad consiste en la alegría que da la verdad".

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma:

Y precisamente, se ha enseñado a reprimir nuesteas emciones.

Sobretodo a los chicos, pues se les privaba de llorar.

A mi me ha costado mucho abrir mi corazón.

Antes escondía bastante los sentimientos.

Ahora quizá soy demasiado abierta.

Pero digo lo que pienso y me muestro como soy, eso si sin faltar el respeto a nadie.

Y ahora muestro mi sentimiento de amistad hacia vos.

Graciassssssssss, por ser mi amiga

Un abrazo del oso.Montserrat

makistakis dijo...

OK. Amiga, NORMA.

Total mente de acuerdo con vos y……., Santo Tomas de Aquino.

Da la impresión lo tuvisteis, de modelo o ejemplo durante vuestra etapa educadora. NO es, o, fue de los peores, por lo menos participo en el desarrollo de la filosofía.

¿Me equivoco mi buena amiga?

Saludos, abrazos y Más y masssssss.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Mira, hoy he pillado la delantera, llevas razón, eso es primordial, porque aún así no nos queremos conocer ¿por miedo? ¿Por vanidad? ¿Por querer ser más? ¡No lo sé! Me gusta tu reflexión querida maestra, sabes enseñarnos aquello que a veces se nos escapa y tú nos llevas por el camino adecuado.
Besos

Norma dijo...

Gracias Montse, eres una gran amiga, todo lo haces de manera maravillosa, hasta las cosas más pequeñas. Acaso la vida no se hace de cosas pequeñas?. Gracias a tí por dejarme ser tu amiga. Besos.

Norma dijo...

No Makis no te equivocas, mie etapa de educadora en actividad (creo que nunca dejé de serlo), me refiero a estar frente a mis alumnos, fue una etapa muy feliz, siempre supe lo que quise, y siempre quise lo que quise. Gracias Makis, muchos besosssssss

Norma dijo...

Gracias Higor, siempre tan generosa en tus expresiones. Muchos besosssssssssssssssssssssss

María Bote dijo...

Buen texto, querida Norma. Nunca debemos reprimir nuestras emociones; tienen que fluír placidamente, como el río, y descansar en el remanso de los afectos.
Felicidades. Besos.
María.

Norma dijo...

Gracias María, en realidad las emociones regulan nuestra vida. Besossssssssssssssssssssssssssss