jueves, 18 de marzo de 2010

Ser dueño de sí mismo

Según cuenta un antiguo relato japonés, un samurai recurrió a un maestro para que le explicara el concepto de cielo e infierno.
Al escuchar la pregunta del samurai, el maestro rió y respondió con desdén:
- ¡No puedo perder el tiempo con individuos como tú!
Herido en lo más profundo de su ser, el Samurai desenvainó la espada y gritó:
- ¡Podría matarte por tu impertinencia!
- Eso – repuso el maestro con calma – es el infierno.
Desconcertado, al percibir la verdad que le señalaban, el Samurai se serenó, envainó su espada y se inclinó, agradeciendo la lección.
- Y eso – añadió el maestro – es el cielo.


Dice Séneca, …”El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo.


No es mío el relato ni la cita, estoy leyendo “Nuestra vida emocional, una mirada positiva” de Buttera y Ré. Aunque, está bueno, muy bueno para seguir aprendiendo, acaso el enojo, el orgullo, no son parte de nuestras emociones?, yo las llamaría emociones negativas. Gracias que tenemos inteligencia, capacidad que nos diferencian de otros seres vivos del reino de la naturaleza, por ende, debemos utilizarlas.
Cuánto más logramos, siendo mansos de corazón, siendo amables, siendo decorosos en el pensar y en el decir. Algunos, tal vez deban trabajar más sus emociones, otros menos. Lo importante darnos cuenta que nos pasa y trata de cambiar hacia lo que nos hace feliz.

13 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Sí, todas son emociones, comparto contigo Norma. Pero no todo el mundo sabe manejarlas con cautela (lo que Goleman llamaría Inteligencia Emocional). Es interesante la cita, anotarpe el nombre del libro.
Muchos cariños!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias por las verdades que expresas muy bien apoyadas en esa historia de la sabiduria japonesa.
Si llamamos emociones negativas a todas aquellas que nos desencajan de nuestro ser y positivas todas aquellas que nos hacen felices, hay un paralelo de dos líneas entre las dos que no se pueden unir. Una emoción negativa como puede ser la ira en un determinado momento, o una falta de respeto etc, no sólo no nos hacen felices, además hacemos sufrir a aquellos aquienes dijírimos nuestras energias negativas, por consiguiente, cuando nuestras energías son positivas, dejan el alma quieta serena y no sólo nos sentímos felices si no que hacemos felices a los demás. ¿Qué es pues aquello que las separa y nunca se pueden juntar?La duración de la descarga emotiva, es decir: Cuando nos airamos, la ira dura un tiempo determinado no es para siempre, en cambio cuando la descarga emocional es positiva porque lleva amor siempre, esa emoción dura mucho tiempo en nuestro interior y cuando la recordamos se revive practicamente con una cierta sinilitud a la experimentada en la realidad. Es más, cuando al cabo de mucho tiempo recordamos ese hecho, no nos damos cuenta pero creamos más energía positiva que si no la volvemos a recordar.
En cambio la ira, por más que uno desee volverla a reecordar, hay una defensa interior que no le permite que sea experimentada ya que eso constituye una defensa involuntaria en nuestro psiquísmo.
Espero que esta aportación un poco larga, pueda ayudarnos a entendernos a nosotros mismos de "los por qué" reacionamos de una manera u otra.« Lo determinante es que hemos de corregir cuanto podamos de todo aquello que nos quita la libertad de ser "Hijos de Dios"»
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma:

No se si te refieres a la Inteligencia Emocional.

La verdad es que saber contener los impulsos, muchas veces evitaría muchos disgustos y malas acciones.

Creo que habría más Paz en el Mundo.

Un abrazo del oso. Montserrat

Norma dijo...

Gracias Solcito por entrar en mi casa. Anotá el nombre del libro es muy bueno. Besosssssssssssssssssss querida compatriota.

Norma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Norma dijo...

Gracias Sor Cecilia, siempre es un placer leerte, siempre nos dejas tus enseñanzas, realmente vale tu aporte y mucho. Besosssssssssssss y muchos.

Norma dijo...

Es así querida amiga Montse, lástima que haya gente que no lo vea. Besossssssssssssssssssssssss

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Parece ser que ha llegado la primavera y yo no me he enterado, me he quedado en «Una historia de amor»¿Dónde encontrar mejor y olorosa primavera?
Santa Noche
Sor.Cecilia

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querida amiga, llego un poco tarde pero sabes que voy "pilla" últimamente, perdón por ello, eso sí todos los días hablo de ti, de una forma o de otra, estas presente y eso es lo más importante. Buen relato querida, desgraciadamente estamos en un época que es normal eso, vivir de una forma que es más un sin vivir, parece como si la ira estuviera presente en todo momento, la envidia les lleva a querer ser primeros en todos ¡yo, más que tú! En todo, pero quizás también es por la incultura que todavía haberla, hayla ¿Comprendes? No nos hace falta correr tanto, despacio y buena letra, como decían nuestros abuelos dices ¿Darnos cuenta del mal que hacemos a los demás? ¿Crees que se dan? Porque entonces querida todavía es peor, creo que no se la pueden dar, de lo contrario, no se. no se...
Yo debo intentar corregir mis defectos que son muchos y todos los días al levantarme me propongo hacerlo pero no se si lo consigo, lo que si consigo es mandarte un abrazo enorme a ti y a mi querido Jorge.

Julia dijo...

Hola Norma, yo te conocía por los comentarios que haces en el blog de Montse (este mundo bloguero es un pañuelo). Me gusta la positividad de tu blog, ya el nombre invita a leerlo.
Te sigo desde hoy.
Saludos y hasta pronto.

Norma dijo...

Qué romántica eres Sor Cecilia, no cambies nunca.Besosssssssssssssss

Norma dijo...

Gracis Higorca por tu comentario, por tenerme presente y por tu cariño. Besos y muchos para tí y José de nosotros dos.

Norma dijo...

Gracias Julia por tu tiempo y entrar a mi blog. Realmente es un mundo deferente el que encontré al iniciarlo, he aprendido muchísimo, he conseguido muchos amigos virtuales y no virtuales. Es un honor tenerte entre mis seguidores.
Besossssssssssssssssssssssssssssss