miércoles, 15 de abril de 2009

Aprendiendo a ser feliz

Leyendo a Leo Buscaglia, en "Ser Persona, el arte de ser plenamente humano", encontré algo que me pareció interesante para insertar en el blog.

Dice así, ..."La niñez es un tiempo para jugar, para la experimentación, para la fantasía, para la exploración. Todo es nuevo. Todo es curioso. Pocos de nosotros hemos sido capaces de escapar a la fascinación (y frustración) de observar cómo explora un niño. Ningún lugar es demasiado peligroso, ningún objeto demasiado valioso, ningún obstáculo resulta insalvalble. Tantean sin miedo su camino, mirando, escuchando, respondiendo. El misterio que el niño busca es el misterio en sí".-


¿Qué te parece?, ¡cuánto debemos aprender!, ...pensalo.-

2 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Bien dices ¿Cuanto tenemos que aprender? Todos los días sentimos la necesidad de ese aprendizaje, esa forma de buscar hasta el más alla sin preguntar ¿Donde estoy? pero sí ¿A donde voy? Un besazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma.La Gran Madre Teresa de Calcuta, bien decia.LOS MAYORES MAESTROS: LOS NIÑOS.
Besos.Montserrat