jueves, 23 de abril de 2009

Reflexionando

Dice Jonathan Raven, ..."Si la realidad supera la ficción, para qué seguir imaginando"

Seguro que unos dirán, ...¡Cuánta verdad!.
Otros por el contrario, pensarán, ...¡Qué frase tan pobre!.

Yo digo, que imaginar, soñar o simplemente crear una fantasía es una manera de sentirse vivo. Cuando uno planea un proyecto, es un sueño a realizarse. Cada día, al despertar, elaboramos uno. Pero puede que tengamos otro a largo plazo y que trabajemos para su logro.

Acaso cuando estamos con nuestro amado, ¿no tenemos también fantasías?. Y, ¿cuándo proyectas un viaje?


¿Tú que piensas?

3 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Norma:Sabes yo siempre habia sido muy soñadora.
Ahora, cuando levanto por las mañanas, dejo paso a los acontecimientos y disfruto de lo bueno y no tan bueno a veces, que me va viniendo.Es una manera de no tener desilusiones.
Un abrazo muy, muy fuerte.Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Desgraciado aquel que no las tenga por que no podra ser feliz, la felicidad se compone de muchas cosas y entre ellas de todas las fantasias que nos rodean, esa ilusión es la que nos lleva al camino del final sin pensar en ello. Un abrazooooooooooooooooooo.

Sachin Malhotra dijo...

very nice blog...
pls visit my blog...
money saving...
http://savingsonline.blogspot.com/

thank you