jueves, 23 de julio de 2009

Es mío, espero te guste

Plegaria de la libertad

Sueño esta tarde,
tan fría, de invierno
con desplegar mis alas,
volar por los cielos,
purificarme con el aire,
energizarme con la luz
del ardiente sol,
…cuerpo, …mente, …espíritu.
Salir de este claustro,
tan negro y profundo
de la eterna soledad.
Quisiera sentir,
…la alegría, …el sabor
de la ansiada libertad.
Ruego a los Seres Supremos,
Maestros divinos del universo,
que mi sueño, sea realidad.

4 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Soledad, luz, negro ¿Como puede ser? Es preciosa y muy verídica, a veces la soledad pesa aunque eso es fruto de ir cumpliendo años, porque todo es al reves en este mundo, cuando menos puedes, más soledad, mientras eres joven y puees moverte, dar, poner, siempre tenes compañia, luego ¿para qué te van a visitar? ¿Para dar guerra? ¿Te has parado a pensar querida Norma? Pues ¡¡¡¡Sí!!!! Por eso del fondo de tu alma,ha brotado esta maravillosa letra. Mientras tenga un dedo para poderlo mover, no estaras sola. Un beso Higorca

Norma dijo...

Gracias Higorca. Besos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

ENHORABUENA. ES UNA LETRA PRECIOSA.
BESOS DESDE LA BIBLIOTECA DE SIETE AGUAS

Norma dijo...

Gracias Montse. Besos.