martes, 7 de julio de 2009

¿Querés un mate?

Historia de la yerba mate
La historia de la yerba mate se remonta a los mismos aborígenes, los guaraníes, que poblaban la zona del río Paraná desde tiempos remotos. Ellos, que tienen su propia explicación del origen de la planta con su “leyenda de la yerba mate”, bebían el caá (así le llamaban) en una vasija de barro, generalmente empleando su propia dentadura para colar la yerba, o escurriendo en su boca el vegetal y, posteriormente, usando un cáñamo para filtrarla. Demás está decir que no existían las bombillas por aquel entonces. Recién en 1612 se conocen los primeros testimonios escritos por los colonizadores ibéricos acerca de esta mágica y misteriosa planta. Ruiz Díaz de Guzmán escribía sobre ese vegetal a Hernando Arias. Ya para ese entonces, los españoles la llamaba “hierba del Paraguay”, pero ignoraban que esta planta crecía de manera silvestre en plena selva. La yerba mate ya era moneda corriente también para los colonizadores, que encontraron en ella una excelente bebida exótica estimulante.
Los jesuitas fueron un eslabón clave para que la yerba mate abandonara su estatus de planta que empleaban solamente los indígenas para ser una bebida que se propagaría dentro de toda la colonia española en esa zona de Sudamérica. Si bien, en sus comienzos, la consideraban una bebida profana y peligrosa, hasta el punto de llevar el caso a consideración del tribunal inquisidor de Lima, luego se dieron cuenta de lo bien que hacía y de sus múltiples beneficios. Así fue como comenzaron a cultivarla y comercializarla, convirtiéndose en la principal fuente de ingresos de las misiones jesuíticas.Ya para el siglo XVIII, la yerba mate no sólo llegaba a Buenos Aires y otras ciudades importantes, sino que también su consumo era algo habitual. De hecho, las clases altas porteñas, tenían dos siervas cebadoras de mate: una para el dulce y otra para el amargo. Los jesuitas finalmente fueron expulsados de su misión y todo el buen trabajo que habían hecho con respecto a la yerba mate parecía que iba a perderse. Pero afortunadamente nada de eso pasó. Los aborígenes recogieron el legado y continuaron cultivándola y comercializándola. Así hasta principios del siglo XX, donde en Misiones, la provincia yerbatera de la Argentina por excelencia, ya se encontraban las primeras plantaciones con tintes industriales. El resto es historia conocida... Pero es bueno que sepas todo lo que costó que ese sabroso mate llegue a tus manos
La leyenda de la yerba mate
La leyenda de la yerba mate cuenta que Yarí-i, una joven y muy bonita muchacha, se encontraba cuidando a su padre, ya moribundo y sin fuerzas para poder seguir a la tribu nómade a la que pertenecían. Entonces, decidieron quedarse en un sitio, ya que su padre no podía continuar la marcha de ninguna manera. La joven asume la responsabilidad de su cuidado, prometiendo a su padre que haría todo lo que estuviese a su alcance para que pueda subsistir. Yarí-i entonces no dudó en aprender a cazar, pescar, buscar frutos y todo lo necesario para que su padre pudiera sobrevivir en el hábito selvático donde habían quedado depositados. Su padre rogaba al dios Tupá que recompense a su hija por todo el trabajo duro que estaba realizando en soledad. Así fue que, un día, el mismísimo Tupá se apersonó en la morada de la joven Yarí-i y su padre. La muchacha lo recibió de muy buena manera, cazó y cocinó para él y, posteriormente, le dio asilo en la humilde vivienda.Tupá comprendió los sacrificios de la muchacha y, a su vez, valoró su hospitalidad. Así fue que creó una nueva planta, a la que llamó Caa-Yarí en honor a la joven. Esa planta, transformada en bebida sería energizante, refrescante y los acompañaría toda la vida. Y así fue. Ahora la yerba mate es una de las más tradicionales infusiones en Sudamérica.
Fiesta de la Yerba mate
En la provincia argentina de Misiones, la yerba mate, además de ser una de las principales fuentes de ingresos económicos, es un motivo para celebrar. Así como en muchos otros lados se realizan fiestas inherentes a otros productos, los misioneros lo hacen con el suyo: la yerba mate. Por esto mismo es que, todos los años, en la localidad de Apóstoles se realiza la fiesta nacional de la yerba mate.Por los escenarios de la fiesta nacional de la yerba mate han desfilado músicos folklóricos locales de la talla de Los Fronterizos, Horacio Guarany, Antonio Tarragó Ros, Chango Spaciuk o Luciano Pereyra, entre muchos otros. El clima de confraternidad y amistad que se percibe en la fiesta es único e inigualable. Así es que desde 1944, el mes de noviembre en Apóstoles se tiñe de jolgorio y celebración. Es que, de esa forma, se le rinde tributo a la yerba mate, la bebida por excelencia de esa zona argentina.
Propiedades y beneficios:
La mateína es la sustancia química que posee el mate, así como el café tiene la cafeína. Este es un estimulante del sistema nervioso central, que favorece la actividad mental, aumenta la energía y promueve la concentración. No por nada, es la bebida de cabecera de los estudiantes universitarios, que encuentran en la yerba mate el estímulo y acompañante ideal para las largas jornadas de estudio.A su vez, se considera que la yerba mate disminuye de gran forma la ansiedad y también permite resistir de mejor forma el cansancio físico y mental. Por si fuera poco, se cree que levanta el ánimo, sobre todo en las personas que sufren de depresión. Así que no dudes en empezar a consumir diariamente yerba mate. Si lo haces ni bien comenzado el día, verás las energías que te acompañarán por el resto de la jornada.
Uso social de tomar mate:El uso social de la yerba mate en Sudamérica es casi tan importante como su consumo en sí mismo. El hecho de “tomar unos mates” suele significar muchísimo más que el simple proceso de introducir yerba mate en el recipiente, calentar el agua y beberlo. Puede ser el punto de partida para resolver un problema, la excusa perfecta para ver a un amigo o el acompañante perfecto para esa charla que te debías.



Picá en:




Sino en el buscador de google. ¡Suerte!

3 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Estoy contenta, no te puedes inmaginar cuanto, ahora eres Norma, te doy las gracias por la explicación maravillosa de la hierba mate o caa ¿Esta bien? Ahora puedo explicar con todo detalle esa bebida fantástica, pero querida amiga, lo que más me ha llenado de energia ha sido que has vuelto a escribir "muchas letras" Gracias por tu bellisima explicación, nadie se había molestado en decir a ciencia cierta, aquí en las Españas, lo que es, ni tan siquiera como se toma y mucho menos para que sirve. Gracias, voy a intentar buscar esa delicia y brindar con ella por Norma y Jorge. Un beso muy fuerte, sigue explicándonos cosas tan interesantes. Chau Higorca

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Es muy interesante lo que explicas.un abrazo.Montserat

Norma dijo...

Gracias chicas. Un abrazo.