sábado, 15 de mayo de 2010

Búsqueda


Contemplo, miro, observo,
simplemente, ...busco,
en el mar azul y profundo,
olas, que rompen en blanca cresta,
costa, agradecida por el baño fresco,
mirada, perdida en el horizonte.

¡Cuántas melodías escucho!
¡Cuántos recuerdos imborrables!
Ayer, ...el mar, ...la vida.
Hoy, ...el mar, ...la vida.
Mañana, ...ya vendrá.


Si pudiera caminar sobre las aguas,
sensación húmeda bajo mis pies,
no hundirme, irme lejos,
encontrar a Alfonsina, sonriendo,
en la superficie del mar,
que me recite sus versos,
oda de cantos marinos
¡Oh!, dulce sirena
tu amorosa melodía
llena de ternura mi alma.


La brisa fresca trae a mi mente
tantos recuerdos,
...de vidas pasadas,
...de vidas vividas.

Miro el mar, azul y profundo.
¿Qué busco?, ...no sé.
Permanecer vivo y alegre, tal vez.
Mirando quieto y en silencio ese mar
tan lleno de vida
tan pleno de amor.
Mar azul y profundo,
siento que me nutres el alma.

17 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

NORMA.

BELLO, BELLÍSIMO POEMA, COMO ESTE MAR AZUL Y PROFUNDO QUE TE LLENA EL ALMA.

BESOS DE ESTOS TRES BOLUDOS ESPAÑOLES QUE SOMOS, ALBERT,GABRIEL Y MONTSERRAT.

P.D. ¿SABIAS QUE AQUI EN VALENCIA CONOZCO PERSONAS CON EL APELLIDO BOLUDA?

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mirando al mar, es imposible permanecer ni dormido ni muerto. Su oleaje es tan impertuoso que te hace vivir y revivir lo lejano y lo cercano en un instante como si nunca hubiese pasado el tiempo.
Con ternura.
sor.Cecilia
Bonita poesía , ¡Vaya con eso que servimos para algo!

Norma dijo...

Montse muchas gracias por comentar, nos has hecho matar de risa con tu envíos de besos. Si sabía de ese apellido, inclusive en una foto lo vi en una marca de contenedores.
Tú si tienes humor. Besos de nosotros dos y muchosssssssssssss

Norma dijo...

Sor Cecilia, poética y sentida entrada has dejado, gracias por tu aporte.
Besossssssssssssssssssssssssssss

María Bote dijo...

Qué bello canto al mar, amiga poeta Norma.
El mar, la mar...(como dijera Alberti) imposible permanecer indiferente ante su magnífica presencia, ante su azul y su rumor
tan sugerentes para toda alma sensible.
Besos. María

Sil dijo...

El mar, cuantas intrigas nos da su inmensidad, cuantos misterios de barcos hundidos en él en etapas históricas.
Pero más allá de todas esas intrigas sigue dando serenidad y tranquilidad para el que lo observa y escucha.
Hermosa entrada y excelente poesía Norma.

Mabel dijo...

Norma que bonito poema!!Tengo el mar cerca, y contemplarlo te deja la mente en blanco , uno lo mira y como dices en el poema, buscando que?, yo creo que nada, su inmensidad abruma.
Monserrat me ha hecho matar de la risa jajajaja!!.
Un gran abrazo

Montserrat Sala dijo...

queida amiga: Pienso que con tu enorme cauddal poético, el que ya tieines i el que podrias añadir, tienes material de primera para publicar un libro. Nadie te lo ha propuesto? Pues mira, jo creo que tandrias éxito. T doy una idea para el título:
"Norma; Sueños y verdades"
"A las orillas del mar con Norma"
"Mi alma se desnuda"
"Yo, mis versos, y mi verdad"

Abrazos guapa. Dime si eliges algún título. o caul te agrada más.

Norma dijo...

Gracias María. Besos.

Norma dijo...

Gracias Silvana. Besos.

Norma dijo...

Hola Mabel, es así, sólo los enamorados del mar saben lo que es contemplarlo en verdad. A mí también me hace mucha gracia. Besos

Norma dijo...

Hola Montse II, eres muy generosa en tu comentario. Gracias.

Jordi Esteller dijo...

SIMPLEMENTE.
PRECIOSO.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Esto, Norma, así como está, sin modificarle ni una coma, es ARTE en MAYÚSCULAS. Qué hermosura, no puedo explicarte cuánto me inundó...
Cariños!

Norma dijo...

Gracias Jordi.

Gracias Solcito.

Me alegro les haya gustado.
Besosssssssssssssssssssssssssssss

Higorca Gomez Carrasco dijo...

El mar es algo mágico para mi, es, ha sido y sera parte de mi, esas olas que me envuelven, que rompen sobre el acantilado puerto, sobre ese acantilado yo, mirando el horizonte que se une en esa inmensidad que puede ser azul, verde esmeralda o de un color plata con reflejos de oro que el sol ha dejado olvidado en su ocaso. Esas olas que nos acercan y con su canto nos traen los más bellos recuerdos.
Te queremos, a los dos. Besos mil

Norma dijo...

Higorca haces de tu comentario un mágico relato, gracias. Besossssss