lunes, 21 de junio de 2010

Algo de Facundo Cabral

"...Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo.
Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.
Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargand
o a todo el barrio..."

Bellísimo, espero te guste. Que lo disfrutes.

6 comentarios:

María Bote dijo...

Conocía este texto, pero me emociono cada vez que lo vuelvo aleer, ¡tiene tanta verdad y sabiduría!
Gracias por compartirlo, Norma,
Besos. María

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

SÍ, TAMBIÉN LO CONOCÍA, NO OBSTANTE VALE LA PENA VOLVERLO A MEDITAR, NO ES FÁCIL LA RECONCILIACIÓN CONSIGO MISMO, MUCHAS VECES NOS FALTA MADUREZ PARA ELLO.
UN ABRAZO
SOR.CECILIA

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Querida Norma:

Después de leer este texto, hoy voy a hacer mis tareas con alegría y dinamismo.

Gracias por haberlo publicado.

Besos, Montserrat

Luis G. dijo...

La felicidad es la magia de la vida. Un texto precioso, que, como destaca María, está lleno de "sabiduría".

Un abrazo, Norma.
Luis.

Norma dijo...

Gracias amigos, Facundo Cabral, siempre vigente.
Abrazosssssssssssssssssssssssss

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Buen autor para hacer reflexionar a todo aquel que lee sus obras. Reflexiones pues ¡¡Felicidad!! ¿Quien puede vivir sin ella?
Besos