domingo, 6 de junio de 2010

Tarde de domingo


Los domingos, por la tarde, tienen un no sé qué...

Todo parece distinto, los comercios, los bancos, las escuelas permanecen cerradas. No se ve tanta gente en las calles como el resto de los días. Parecen de rigor las pastas o los asados del mediodía.

Los domingos, por la tarde, tienen un no sé qué...

Muchos se deprimen por la ausencia de algún ser querido o porque no se imaginan qué hacer o adónde ir.

Amo los domingos para ver películas en casa, sentada frente al televisor, tomando un sabroso mate, y,... no hacer nada.

Amo los domingos para responder mis e mails y escribir mis cuentos.

Amo los domingos en las plazas, donde brotan niños andando en sus bicicletas o con sus patinetas, donde todo el mundo camina para un lado y para el otro, donde en la calesita repleta pelean por una sortija.

Los domingos, por la tarde, tienen un no sé qué...

Ayer, domingo...

Juan salió temprano, después del almuerzo, salida de rigor, diversión asegurada... encuentro en la cancha. Pañuelo con cuatro nudos en las puntas, todos preparados para el infaltable grito del GOL.

Se ubicó en la tribuna alta, portando una enorme corneta. Cuánta alegría.

Era en la cancha donde Juan se sentía vivo, liberado. Juan pensaba, su dimensión a pesar del gentío... él y su equipo,... pero algo pasó esa tarde de domingo, cuando agudizó su vista,... estaba en el lugar equivocado, jugaban River y Banfield.

... Juan era de Boca.


12 comentarios:

María Bote dijo...

Querida Norma, me identifico contigo ya que, también para mí, los domingos por la tarde tienen algo especial...Sosiego para los mayores, bullicio para los pequeños queriendo apurar las últimas horas libres, en el parque, antes de irse a descansar para después volver a la escuela, el lunes en la mañana.
Muy bueno tu texto.
Besos. María.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola:
Estos días ando muy atareada.
Ayer estuve en la Procesión del domingo de Corpus.

Y tu relato lo leo a las 7,45 de la mañana del lunes.

Que despitado este Juan.

Me ha encantado tu relato, Montserrat

Luis G. dijo...

Encantador relato, Norma. Cuantas cosas se pueden hacer un domingo por la tarde.. Lo explicas muy bien.... Un simple paseo por el campo puede dar mucho de sí, solo hay que escuchar su aliento.

Feliz semana, querida amina.
Luis.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Pues me alegro que tus tardes de domingo sean uan alegría pata ti, en casa con tus cosas, eso es que eres una mujer muy feliz.
Un abrazo
sor cecilia

Norma dijo...

Queridos amigos, escribo lo común, lo sensible, lo que nos pasa a todos. Si soy feliz en casa?, sí que lo soy, es mi mundo, son mis cosas, está mi amado.
Me alegro que les haya gustado el relato.
Abrazos y besossssssssssssssssssss

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Un relato muy bonito, como siempre, como todo lo tuyo, también a mi me gustan los domingos por la tarde, la paz de la casa, la visita de amigos o simplemente pasear, regar o estar en el jardín cuando hace buen tiempo, es un placer compartir con esa persona que se tiene al lado.
Un abrazo amiga, un abrazo muy fuerte y disfruta siempre de ese día que Dios hizo para descanso.

Norma dijo...

Gracias querida Higorca, paz, amor, armonía es lo que difrutamos en casa.
Besosssssssssssssssssssssssssssssss

Marina-Emer dijo...

gracias por tus bonitas palabras en el comentario ...todos aprendemos de todos ya que cada persona no lo sabe todo..pero las poesias de amor y des-amor resultan siempre bellisimas ya que el amor en si es hermoso.
un beso
Marina

Mabel dijo...

Norma, empezastes tan sensible y nostálgica y terminaste con tanto humor que has hecho reir.
Si, los domingos tienen un "aire" especial. Me veo con alguna amiga que trabaja durante la semana, preparo las pastas domingueras para mis hijos, alguna torta para tomar mate a la tarde, y me encanta escuchar de fondo el ruido de los partidos de futboll, que hace el día más dominguero. Para mí es muy familiar y de amigos.
Un gran abrazo

Sil dijo...

Me gustó lo que escribiste. Para mí el domingo también un NO SE QUE... pero sé que es un domingo en familia, la tele, el libro, la compu, la cama y a disfrutalooo =)

Norma dijo...

Marina gracias por tu comentario. Besos

Norma dijo...

Mabel, viste cuántas cosas en común tiene la gente, porque la vida es simple y sencilla. Somos los hombres la que a veces la complicamos.

Gracias Sil, me alegro te haya gustado.

Besos a las dos.