martes, 30 de junio de 2009

EDUCAS CUANDO...

Arreglando el cajón de mi escritorio, encontré una reflexión que hace unos años, estando en la dirección de la escuela, llegó a mis manos, hice varias copias y las coloqué, en mi despacho para que los tres directivos a diario la leamos, en la sala de profesores, en la preceptoría y en la oficina de la jefa de preceptores. Aclaro que es anónima. Y si la lees detalladamente, te darás cuenta que el tiempo nunca pasa, siempre está vigente. Que la disfrutes, hoy te la regalo.


Suscitas convicciones personales,
No impones convicciones.
Propones valores que motivan,
No impones conductas.
Enseñas a caminar,
No cuando impones caminos.
Despiertas el coraje de ser libres,
No cuando impones sometimiento.
Fomentas la capacidad de pensar,
No cuando impones tus ideas.
Liberas el amor que acerca y comunica,
No cuando impones el temor que aísla.
Cultivas la autonomía del otro,
No cuando impones autoridad.
Respeta la originalidad,
No cuando impones uniformidad.
Enseñas a buscar la verdad honestamente.,
No cuando la impones.
Formas personas responsables,
No cuando impones disciplina.
Ganas el respeto,
No cuando lo impones autoritariamente.
Estimulas la participación,
No cuando impones el miedo que paraliza.
Muestras el sentido de la vida,
No cuando impones información de memoria.
Educas cuando en tu vida haces presente a Dios.

4 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Llevas razón y mucha, jamás debemos imponer nada,es mucho mejor educar y explicar cada una de las cosas que queremos que aprendan los demás, a veces lo conseguimos, otras no lo se, pero eso sí siempre el ejemplo que tu tengas seguira toda tu vida en ti. Un beso educadora fenomenal.

Norma dijo...

Gracias Mi querida Higor.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Doy gracias a este presente que me ha hecho concerte Norma.
Aunque recuerdo con cariño a mis maestras del pasado.Hoy puedo aprender de ti.Un abrazo.Montserrat

Norma dijo...

Gracias por tus palabras Montse. Besos.