jueves, 22 de octubre de 2009

Algo de Enrique Mariscal

En su maravilloso libro "Manual de Jardinería Humana", dice el autor en algunos de sus capítulos
..."Por buscar un logro no se curan ni la impotencia ni la frigidez. Bailar no significa llegar a algún lado de la pista, simplemente es navegar en la música. La hipercrítica nos conduce al pecado de la separación. El prejuicio es el primer ladrillo en la pared del aislamiento social; desgarrados pero con argumentos.
Lo último que pierde un loco es su razón; por eso es tan difícil superar el yuyo de la obsesión".
..."Para sacar a alguien de un pozo no hay que meterse en él, aunque el otro suplique. Jardinería no es llorar a duo, es sentir la bendición de estar vivo, aún estando solo".

¿Qué tal?

7 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Gracias, mil gracias Norma por esta entrada.Recibe mil besos.Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

No se si hebrá llegado el otro comentario.
Por si acaso recalco, que es una entrada muy bonita.
Un abrazo desde Valencia.Montserrat

angela dijo...

Que me gusto lo del libro de la "Jardineria Humana" en donde rescatas una parte de sus capitulos ..donde hay tantas cosas maravillosas...."el prejuicio es el primer ladrillo de la pared para el aislamiento social"......
Un abrazo
Angeles

angela dijo...

Muy interesante es aprate del capitulo que envias..."el prejuicio es el primer ladrillo de la pared del aislamiento social.."
a cuantos nos pasa eso?
Un abrazo
Angela

Norma dijo...

Angela, gracias pro entrar a micasa, siempre serás bien venida. Me alegro te haya gustado, el libro lo vale. Un abrazo

angela dijo...

Norma, por casualidad tienes el libro de Enrique Mariscal? o de donde lo puedo encontrar?
estaba buscando en el google pero no.
Un abrazo
Angela

Norma dijo...

Si tengo el libro, vale la pena tenerlo en la biblioteca particular. Te cuento que tiene sus años, yo lo leí en el 1995, era bibliogrtafía obligatoria en una materia de una tecnicatura que estaba haciendo. No creo que esté en google. Por mail, dime de dónde eres, lo fotocopio y te lo mando, por supuessto me mandas la dirección para ello. Besos.