viernes, 30 de octubre de 2009

Pasó hace un siglo y medio atrás, ...




Las fotos fueron extraídas de crónicas históricas argentinas. La primer imagen data de más de 1860 y la segunda muestra lo que era la terminal de trenes. La primer línea férrea fue el ferrocarril Gral. Sarmiento, conmúnmente conocido como la línea del Oeste. La estación del Parque, estaría donde hoy está Plaza Lavalle, frente al Teatro Colón. Por supuesto, hoy no existe esa terminal.

Había una vez, …un tren

Corría el año 1854, las autoridades nacionales compraron, en Europa, una locomotora que funcionaba a carbón. Tenía una gran caldera, y, el foguista con una pala iba cargando el carbón, así, estaba siempre encendida. El calor hacía andar a la locomotora.
En la máquina, además, iba el conductor que cada tanto tocaba una bocina, que era como una gran corneta que se accionaba tirando de una cuerdita.
Cuenta la historia, que trajeron a la locomotora empezaron a extender las vías del ferrocarril. Vías, que eran de hierro y se apoyaban sobre gruesos listones de madera que se llaman durmientes. En un comienzo el hierro y la madera se trajeron de afuera, luego, con el tiempo comenzaron a explotarlo en nuestro país.
El quebracho era la madera necesaria, y, para eso se forestó el Chaco Argentino.
La cuestión es que en 1857, el tren hizo su viaje inaugural. Desde donde, hoy, está la Plaza Lavalle hasta la Plaza Flores.
…Sabías que llegó hasta la actual Plaza Flores, porque fue un lugar estratégico en épocas coloniales, pues cuando las diligencias y carretas iban desde el Cabildo de Buenos Aires hasta el de Luján, este lugar era el preferido para apearse y cambiar los cansados caballos…
Hoy en día, seguro, que ese viaje en auto lo hacemos en 20 minutos, pero el tren tardó casi 5 horas.
El viaje inaugural fue gratis, y, los invitados sólo fueron la gente más elegante de la ciudad puerto.
Las señoras que asistieron lo hicieron vistiendo largos vestidos, con sombreros y luciendo, como era la moda, una sombrilla. Los caballeros subieron al tren con traje, galera y bastón.
Lo interesante, la locomotora arrastraba, sólo, un vagón, el cual tenía un gran asiento de madera en el centro y los pasajeros se sentaban espalda con espalda. Podían mirar la calle, los peatones, pues no tenía puerta ni ventanas. Del techo caían, hacia los costados, voladitos de muchos colores.
Este tipo de transporte fue el antecesor del tranvía y del actual ferrocarril.
Hoy en día, algunos trenes tienen camarotes donde dormir, coche comedor y baños, algunos vagones tienen televisor. Transportan pasajeros y cargas de distintos tipos,…cereales, combustible, autos, arena, troncos, etc., depende de qué lugar venga o hacia qué lugar vaya.
El tren es el medio de transporte más barato y más divertido, porque a medida que el tren circula, uno puede caminar por los vagones o jugar a algún juego de salón.


3 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Ya he viajado al pasado con este tren.
Una intersante entrada que me ha aportado nuevo conocimientos.
BesosUn abrazo Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querida hay algo más inmenso que el recuerdo? Las raices son como la sabia que nos da la vida, historia, historia del lugar, del país, de aquello donde crecimos, mejor donde nacimos, la historia de nuestros anepasados, darnos cuenta de todo, lo que avanza, lo que nos rodea, también las personas, cada generación es ditinta a la anterior. Argentina, un pais grande donde na falta de nada, quiero decir en paisajes, en clima, en naturaleza, pasa del frío intenso a ese clima dulce y atravesando sus montes o su pampa, ese tren, antes de una forma, ahora todo más moderno, pero a lo mejor más deshumanizado, esa es la cultura de cada país, de cada rincón de este planeta llamado tierra.
Un abrazo queridos dos, dichosas las orquideas que han sido acariciadas por esas manos cariñosas y llenas de vida.

Norma dijo...

Montse e Higorca, gracias por los comentarios. Besos y muchos a las dos.