viernes, 6 de agosto de 2010

El caso Isidro

El caso Isidro me tiene mal, muy mal. No puedo entender la impunidad, la frialdad de políticos, de gobernantes, de jueces, de organizaciones de Derechos Humanos ante la ola de violencia, robos y muertes de vidas inocentes que hay en mi querido país. ¿Por qué los Derechos humanos son las para los desaparecidos en la dictadura y para los delincuentes?, acaso ¿los muertos por los delincuentes no son también desaparecidos?, ¿qué están esperando los legisladores que ocupan una banca, gracias al pueblo que los voto, para reaccionar y empezar a ponerse a trabajar en leyes que nos protejan, en leyes que sancionen a delincuentes para que cumplan las condenas como corresponde.

Hoy leí en el diario Clarín en carta de lectores un artículo que deso dejarlo a Uds:



“Murió Isidro, morimos todos”

06/08/10 - 01:39

Etiquetas

Ayer murió Isidro. Allí veremos políticos con supuesta congoja y prometiendo medidas contra las salideras bancarias. Mañana será otro. Pasado, moriremos todos.
Quisiera saber ¿cuándo se va a hacer de la seguridad una política de Estado, como lo es la de derechos humanos? ¿Cuándo la Presidenta va a visitar a los luchadores de clases altas, medias y bajas, que todos los días estamos expuestos al crimen? ¿Cuándo la seguridad va a dejar de ser de izquierda o derecha? ¿Cuándo combatir el delito va a dejar de ser considerado fascista y de derecha? ¿¡Cuántos Isidros más!?

Considero que la hipocresía que reina en todos nosotros, y la falta de coraje para asumir costos de los políticos nos llevan a un punto sin retorno. Algún día, tendremos que sincerarnos y exclamar que la provincia de Buenos Aires está atestada de delincuentes que se refugian y operan en zonas sin control, sin presencia policial. Los criminales no tienen miedo. Lo que necesitamos son condenas ejemplificadoras, Robar está mal. Asesinar es un crimen. No es una alternativa válida en una sociedad democrática. Basta de discursos pseudo progresistas, que sostienen que las medidas preventivas son para “criminalizar la pobreza”. Jueces corruptos que liberan detenidos, presos.
¿Cuántos muertos dejó ya la ineficiencia y desidia estatal en seguridad?


Sergio Peil
sergiopeil@yahoo.com.ar

6 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA NORMA.

CIERTO LA JUSTICIA, NO ES DERECHAS, NI IZQUIERDAS, NI CENTRO.

LA JUSTICIA, COMO SU NOMBRE DICE, TIENE QUE SER JUSTA.

ESTAS VICTIMAS INOCENTES QUE YA NO VOLVERÁN. ELLAS NO TIENEN LA CULPA DE LAS INJUSTICIAS.

BESOS, CON CARIÑO, Montserrat

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi estimada amiga Norma:
Tienes en mi blog un premio que deseo compartir contigo, espero que te agrade.
con ternura.
sor.Cecilia

Sil dijo...

Gracias Norma por sumarte a esta rueda de blogeros y de la red sobre este inocente, gracias Norma por postearlo, Te quiero tanto
Sil

Estrella del Mar dijo...

Querida amiga Norma, paso a visitarte y dejarte mis saludos cariñosos.
Si amiga es una pena que pasen estas cosas,
nadie tiene derecho a quitarle la vida a otro ser humano, espero y deseo de corazón que se arregle el problema y se pueda ir por las calles tranquilamente, ojala asi sea.
Te dejo besos y abrazos,
tu amiga Lola.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Es una pena, pero ahora ese pobre niño ya es un ángel ¿Qué pasara cuando esa madre se de cuenta? O quizás ¿Ya lo sabe? Últimamente estamos por todas partes igual, debe de ser que es como una pandemia por que casi todos los países nos quejamos de lo mismo, esa es la crisis, los valores humanos que ya no existen. Lo siento de verdad, cuidado con los cajeros, algunos de carne y hueso, otros metálicos, pero siempre hay que ir con pies de plomo.
Abrazos

pili.gauchita dijo...

MI querida amiga,me paralizó la triste noticia,y me paraliza el terror con el que vivimos,yo fui víctima con suerte que un cuchillo no me atravesara la espalda.-
Esto dentro de unos dias es una "noticia" más ,una familia destrozada más y si sumamos los más,aterra, asusta y la justicia los gobernantes ,los derechos humanos. que de derechos no tienen nada,no se enteran y si se enteran no buscan la solucíon y todos los días lloraremos a varios Isidro.
Pero seguro que la solución la vamos a tener en los discurso de los negligentes que se postulen en las nuevas elecciones del 2.011
Gracias por sacar a luz este escrito y de alguna manera estar cerca la flía del pequeñito